Soldadura láser

Soldadura LÁSER: la tecnología más avanzada

CUSTOM3D ofrece el servicio de soldadura usando desde la tecnología más avanzada como la soldadura LÁSER hasta sistemas más clásicos cómo son las soldaduras MICROPLASMA y TIG. Se aplica la técnica más adecuada según sea el caso.

Estamos especializados en la soldadura de moldes, matrices, piezas médicas (material quirúrgico, prótesis, etc) y en general piezas mecánicas especiales, realizando aportaciones de gran precisión y calidad.

El sistema de soldadura láser se basa en la fusión del material mediante la energía aportada por un haz de luz láser en un espacio temporal entre pulso y pulso aproximadamente de 1 µs (microsegundo).

Ventajas respecto a otros sistemas de soldadura:

  • Permite la aportación de material con una precisión de décimas de milímetro
  • Se realiza la soldadura “en frío”, con temperatura ambiente, la pieza no tiene que calentarse
  • Se evitan deformaciones y “rechupados”

La soldadura láser es la técnica de soldadura que proporciona la máxima precisión y garantía.

Soldadura MICROPLASMA

Sistema de soldadura que se basa en la fusión de los materiales mediante el calentamiento de un arco eléctrico producido en la punta de un electrodo de tungsteno, ayudado por un gas (normalmente el argón) en estado plasmático, y protegido por uno segundo gas inerte (normalmente argón e hidrógeno).

Esta técnica concentra mucho más el foco del gas, lo que hace reducir la zona de impacto, además permite dar una mayor precisión y, por lo tanto, se pueden realizar cordones más finos que los que se pueden realizar con la soldadura TIG.

En las zonas de cantos vivos permite acabados de soldadura sin los clásicos “mordiscos”.

Es una técnica que combina precisión y economía.

Soldadura TIG

Este sistema se basa en la fusión de los materiales mediante un arco eléctrico producido en la punta de un electrodo de tungsteno y protegido por un gas inerte (normalmente argón y helio).

Los cordones producidos por este sistema son muy resistentes y menos sensibles a la corrosión, precisamente por la protección a la entrada de oxígeno que el gas inerte da al arco eléctrico.

Esta técnica permite efectuar grandes aportaciones de material.

Es ideal para rellenos de gran volumen.

Últimas noticias